Inicio » Secretos y confesiones [+18] » Un ginecólogo me ha violado [+18]

Un ginecólogo me ha violado [+18]


Hola, os escribo esto porque necesito consejo desesperadamente.

Tengo dieciséis años y actualmente curso cuarto de ESO en un centro privado católico exclusivo para chicas. Prefiero preservar el anonimato y no dar nombres; espero que lo comprendáis.

Llevo desde los cuatro años en este centro, y que, a diferencia de otros, no permite el regreso de las alumnas con sus familias al llegar el fin de semana, salvo en fiestas y vacaciones.

Siempre me ha costado mucho relacionarme con chicos y darme cuenta de mis dotes naturales o, como algunos dirían, mis “armas de mujer”. Pues bien, el verano pasado conocí a un chico en la playa con el que terminé teniendo relaciones sexuales. A la hora de volver al colegio, además de echarle de menos emocionalmente, comencé a sentir necesidades cada vez más intensas que consideraba propias exclusivamente de los chicos; me pasaba el día pensando en el sexo, malinterpretando comentarios, imaginando toda clase de escenas, etc.

Un día, al levantarme, fui a la ducha y sentí unas enormes ganas de poner la alcachofa de la ducha al máximo y comenzar a masturbarme. Lo hice. Desde entonces, probé distintos métodos aparte del citado anteriormente; los dedos, un plátano y, finalmente, las salchichas, sobre todo las alemanas.

Me gustaron tanto que acabé escapándome de clase para poder masturbarme con una en el cuarto de baño. Mis notas se resintieron, así que acostumbraba a llevar la salchicha directamente dentro de la vagina para evitar distracciones.

Un día, haciendo gimnasia en el patio, tropecé con un balón y sentí como la salchicha se deslizaba rápidamente hacia el interior de mi cuerpo. Pedí permiso a la profesora de gimnasia para ir al lavabo y, desde allí, intentar ser consciente de la posición del fálico objeto en mi interior. Una vez en el baño, observé que la puntita que siempre dejaba asomando no estaba, así que decidí aventurar mis dedos en busca del foráneo trozo de carne dentro de mi vagina, pero no pude evitar excitarme y un gemido escapó de mi garganta, con tan mala suerte que la madre superiora, directora del colegio, se encontraba rondando por los pasillos a esa hora. Entró rauda al servicio y yo hice el intento de subirme al WC para que no viese mis piernas por debajo de la puerta ni se percatase de mi presencia.

Pero sólo pude subir una pierna cuando mis dedos por fin encontraron la salchicha perdida y estiraron de ella justo en el momento en que la madre abría la puerta del servicio en el que me encontraba. Así que la salchicha se partió por la mitad; quedando un trozo recubierto de fluidos en mi mano y el otro dentro de mi vagina.

Después de intentar excusarme con astutas falacias (con las cuales no acabó muy convencida) y con la cara aún pálida, me obligó a montarme en el coche y me llevó al hospital local para que un ginecólogo sacase el trozo que aún quedaba dentro.

Una vez en la consulta, el doctor me dijo que me abriese de piernas y comenzó a hacer extraños comentarios que no entendía sobre vaginas checas. Lo notaba nervioso, tenía sudores, y yo me empezaba a cuestionar si tenía pensamientos impuros con mi cuerpo. De pronto, se detuvo, sacó el trozo de salchicha repodrido de mi interior, me metió un dedo en la vagina y se comió la salchicha delante de mí. No sé porque actúe como actúe, pero después de presenciar esa, en principio, repugnante escena, sentí un intenso calor que recorría todo mi cuerpo, me agaché, le abrí la bragueta y extraje de su interior su portentoso falo el cual introduje sensualmente en mi boca mientras mi lengua se rodeaba a lo largo de su glande. Poco después, me subí a la camilla con mi grandioso culo apuntando a su cara y grité: ¡Súbete aquí ahora mismo y fóllame hasta que me ahogue de placer! – y así lo hizo el doctor.

No obstante, mi lujuria aumentaba proporcionalmente cada vez que el doctor aceleraba. No podía evitar pedir más, quería que morirme en un intenso orgasmo. Pedía que me escupiese en la boca, que me azotase hasta hacerme sangre y que me dijera todo tipo de humillaciones varias. Poco pudimos estar en ese acto orgásmico, pues en ese momento pasó lo inesperado, entraron una niña y un niño pequeños por la puerta gritando: ¡Papá, papá, hemos venido a verte al trabajo!

La locura se cernía sobre nuestras cabezas, yo me vestí y salí de la consulta en cuestión de segundos fijándome en la cara completamente traumatizada de los niños, los cuales preguntaban a su padre entre sollozos que estaba haciendo. El doctor también se vistió rápidamente y no pudo evitar vomitar por, posiblemente, el sofoco, el estrés y el desasosiego de haber hecho algo que podría hundir su carrera, traumatizar a sus hijos y destruir su matrimonio, su vida. No sé qué ocurrió después, no sé si alguien se dio cuenta de lo que pasó aparte de esos niños. Por otra parte, tampoco sé que hacer, pues en el peor de los caso, si se difunde, podría decir que me ha violado aunque lo haya consentido, ya que me ha podido manipular. Pero tampoco quiero hundir la vida a ese pobre hombre… ¿qué hago?

Escrito originalmente por Death Penis con la colaboración de Hoppípolla y publicado en diversos foros previamente a Poetic Words. Copyright © Poetic Words. Todos los derechos reservados.

Esperamos vuestros comentarios.

19 pensamientos en “Un ginecólogo me ha violado [+18]

  1. Hacia tiempo que no leia un relato de estos en el blog, pues me ha gustado, mas que nada por que se deja leer muy bien.

    Saludos

  2. Buenísima facilidad de comprensión el relato. Sobre el tema, no tengo palabras para definirlo, llamémosle “desesperación”.
    Presiento que el blog se va a llenar de relatos calientes… xD

  3. Mirad chicos… ¿qué rayos ha pasado con el foro? Cuando entro me lo encuentro totalmente distinto, sin los mensajes anteriores y para colmo como único usuario registrado a “L’Enfat Terrible” (a la vez de L’EnfaNt Terrible)…

  4. El foro ha sufrido un percance muy grave. Es una larga historia. Estamos intentando arreglarlo, pero no tengáis muchas esperanzas, lo más seguro es que tengamos que reiniciarlo.

    En cualquier caso, estará inactivo un par de días mínimo.

  5. sinceramente, parecia que leia el prospecto de un champu, no me dicho nada ya que demuestra desde el principio que es una historia inventada

  6. pordios k asco se komio la salxixa
    esk pobre dia k tenia el hombre ese k precisamente entren sus hijos caxis en la mar

  7. Diooooossss que buenos detalles, que bien describe la escena me ha gustado mucho! jajajaj (eso no quiere decir que me haya puesto cerdo!!!! jajaja)

  8. yo no digo na pero el unico que comio salchichas no fue el medico solamente y una violacion no es violacion si la otra persona lo consiente

  9. Esas son cosas que suceden, lo malo de todo esto, es el daño moral que queda como resultado de este tipo de acciones precipitadas y que pueden arruinarle la vida a cualquier profesional incluso la vida familiar y personal. tal vez para eso es que estudian esa “profesión”, y la chica que no supo controlar sus “impulsos”].

  10. Pingback: ¿Qué pasa si busco información sobre violaciones en Internet? | Me han violado

  11. jodeeeeer ke buen relato si hasta me he puesto cachondo y todo menos por la parte de la xalxixa espero ke estes buena dame tu face

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s